Por nada estáis afanosos

“Por nada estéis afanosos” (Filipenses 4:6). Hay muchas cosas por las que una persona puede inquietarse: la posibilidad de contraer un cáncer, problemas de corazón o un sinfín de otras enfermedades; los alimentos supuestamente contaminados, una muerte accidental, un golpe de estado, la guerra nuclear, la creciente inflación, un futuro incierto o el sombrío porvenir … Leer másPor nada estáis afanosos